Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus h�bitos de navegaci�n para mostrarle publicidad personalizada y realizar an�lisis de uso de nuestro sitio.
Si contin�a navegando consideramos que acepta su uso. OK M�s informaci�n | Y m�s

Ciutadella  y su fiesta de San Joan

 La  fiesta de San Joan en Ciutadella (Menorca), logra año tras año superar su fama ya no es una fiesta local, ni tampoco comunitaria, ni a nivel nacional, es una fiesta que tiene repercusión internacional.

 

Poco podían pensar  quienes se reunieron después de la conquista de Menorca en 1287, la obrera que se creo para administrar   la  iglesia rural de San Juan de Artrtux pudiera tener en la actualidad tal repercusión.  todo comenzó cuando en 1301 se confirma la obrera para la administración de la parroquia.  Una  representación de los estamentos sociales, a quienes  se les llamaba "obreros" o "cajeros", y estaba compuesto por un sacerdote, un noble, un maestro artesano y dos arrendatarios de fincas. Una junta que se complementa en el siglo XVII con un representante de los artesanos, alternativamente agricultor y artesano,  encargado de llevar la bandera. Estos cargos implicaban que debían asistir regularmente a esta iglesia y especialmente en la víspera de San Joan. 

 

Para el día de San Joan se celebraba una misa en la parroquia  y dado que San Juan de Artrtux se encuentra a cinco kilómetros; ello obligaba a que el desplazamiento se hiciera a caballo.  Una situación que llevaba a que se presentaran en la plaza del Born en Ciutadella  donde antiguamente se encontraba el palacio del Gobernador,  al que se le pedía permiso para salir fuera de la población ya que Ciutadella se encuentra protegida por las murallas y al anochecer se cerraban las puertas. 

La fiesta en el Caragols des Born (video)

 

 Las fiestas de San Joan en Ciutadella son diferentes a las muchas que se celebran en el resto de España, ya que por ejemplo en Catalunya, Galicia o en Alicante como lugares que más repercusión tienen la fiesta consiste en encender una hoguera; en Catalunya las  hogueras  se enciende con el fuego del Canigó una tradición que comenzó en 1955,  una iniciativa de un vecino de Arles de Tec, que se inspiró en un poema de Jacint Verdaguer, en la que se incendia la hoguera con el fuego en la cima de montaña y se repartía por todos los pueblos y ciudades. Este fuego no se apaga nunca ya que se mantiene durante todo el año en el Castellet de Perpiñan. Y el 22 de Junio se lleva hasta la cima de la montaña del Canigó y justo a la medianoche se distribuye el fuego de la flama, que es llevado por los portadores a pie, en coche, en bicicleta etc. En las hogueras se suele quemar todos los trastos inservibles que se tienen en las viviendas, y se ruega para que el fuego consuma toda las adversidades acontecidas durante el año.

 

No solo la celebración se basa en las hogueras,  ya que otra tradición son las "verbenas" estas se celebran en los patios y terrazas de las viviendas donde los vecinos se reúnen aportan la comida y las llamadas cocas de San Joan, todo amenizado con música y petardos que suelen durar toda la noche del 23 y acabar bañándose en la salida del sol en las poblaciones del litoral costero.  

 

 

En Galicia la tradición es parecida en cuanto a las hogueras, solo que, aquí saltan para ahuyentar los malos augurios de las "meigas" y el mal de ojo, o sea, ahuyentar todo aquello negativo de sus vidas y esperar que este nuevo comienzo sea lleno de buenas vibraciones. En las calles y plazas de la ciudad huele esa noche a a fuego, pero también a sardinas, que en el mes de junio están en su mejor época, y que se asan al aire libre sobre las “cacharelas”  que se sirven con vino tinto y empanada. Y además hay mucha música, mayoritariamente tradicional, pero también actual. 

 

En Alicante es su fiesta principal, son muy parecidas a las fallas de Valencia, en las calles se encienden hogueras donde se queman figuras en madera y cartón, junto a familiares y amigos con música acompañados de suculentos platos de la gastronomía típica de Alicante. Son unas fiestas que se viven en toda la ciudad, con diversos espectáculos y en la playa del Postiguet durante los días que duran las fiestas se celebra una competencia pirotécnica que tiene fama internacional. Los actos culminantes son en la noche del 24 de junio; cuando a medianoche  los fuegos de artificios y las hogueras ponen fin a las fiestas de san Joan.

 

En Ciutadella todo comienza el domingo anterior al día de San Joan, donde  los miembros de la Junta de Caixers se reúnen en casa del caixer Senyor.  En este día se puede ver a , quien  representa a Sant Joan baptista, que recorre descalzo  con un  cordero blanco a sus hombros; lo espectacular es ver lo impoluto del blanco del cordero. La fiesta tiene su día principal el 23 con el caragols  des born, y el caragols de Santa Clara. 

 

El día 24 se celebra otro de los acontecimientos esperado, es el día de la culminación de la fiesta. En la mañana se celebra los ensayos de los Jocs des Pla y por la tarde se realizan los juegos. Se puede asistir a los dos acontecimientos, el de la tarde son más extensos y donde se concentra mayor número de personas. Por la mañana la asistencia es menor. 

 

En resumen son unas fiesta muy recomendables, que se unen a una visita a una isla donde nos ofrece buena gastronomía, calas y playas únicas para disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Menorca además sorprende al visitante con sus poblados Talayótico, que son propuestos como patrimonio de la humanidad por el valor histórico que representa.  

 

 

Ciutadella

Video de Jocs des Pla

Revista Otros Destinos

Revista digital de  Viajes online gratuita con grandes reportajes fotográficos